Parrot Minidrone Airborne Night & Airborne Cargo

[wp-compear id=”497″]

Airborne Night Airborne Cargo son drones de Parrot que son perfectos para principiantes y para aquellos que quieran divertirse volándolos. La diferencia entre ambos modelos es la siguiente:

  • Airborne Night: tiene dos luces LED en la parte frontal del dron, de modo que podrás iluminarlo en la oscuridad. ¡Como si fueses un espía!
  • Airborne Cargo: no tiene esas luces LED, pero sí tiene en la parte superior un bloque que te permitirá colocar cualquier bloque de Lego (la figura de una persona, por ejemplo, y parecerá que está volando en tu dron).

Debido a que ambos son “Airborne”, tienen algunas características exactas, tal y como os comentaremos a continuación.

Nota: al final del análisis os dejaremos un par de vídeos que os mostrarán de forma resumida y gráfica cómo es cada uno.

Dentro de cada modelo (Night y Cargo) existen, además, diferentes versiones con nombres distintos. Lo único que cambia entre ellos es el diseño. Podéis comprarlos al mejor precio y ver sus especificaciones aquí:

Especificaciones técnicas

  • 4 Hélices (2 protectores por cada una), las cuales son reemplazables y tienen un diámetro de 2,6 cm.
  • La batería dura 9 minutos y tiene una capacidad de 550 mAh de polímero de litio.
  • Tamaño: 6 x 6 x 1,5 cm (sin contar los protectores de las hélices, ya que se pueden quitar).
  • Peso: 2,24 gramos (Airborne Cargo) y 2,32 gramos (Airborne Night).
  • Cámara incluida: SÍ. Resolución de 640 x 480 píxeles. No graba vídeos.
  • Permite realizar acrobacias de 90º y 180º
  • Estabilización automática

Diseño

Ambos drones están hechos de plástico, aunque no por ello son poco resistentes (de hecho, resisten bien los golpes).

Para los más pequeños o descuidados, también incluyen en las hélices unos protectores, para que al cogerlo o mientras vuele no corte a nada ni a nadie, ¡no queremos sorpresas ingratas! No obstante, si os parecen poco estéticas, se pueden quitar y poner en cualquier momento.

Respecto al tamaño, podemos comprobar que son pequeños (perfecto para aquellos que lo quieran llevar en la mano o cómodamente) puesto que tienen unas medidas de 7,5 x 7 centímetros de ancho y 1,5 centímetros de alto.

Vuelo

Como dijimos al principio, apenas hay diferencias entre uno u otro, pero sí que hay algunas que las repasaremos ahora mismo.

Cabe destacar que los dos drones son muy fáciles de volar y que, además, dicha facilidad viene dada por una aplicación oficial de Parrot que incluye para algunos de sus minidrones, como estos. Se trata de FreeFlight 3 y está disponible tanto para Android o iOS, por lo que podéis usarla en iPad, Tablet, smartphone y iPhone.

Usarla es muy simple: tenemos un botón para hacerlo despegar, y para hacerlo aterrizar, solamente tienes que presionar el botón de “Landing” o “Take off” para que automáticamente realice un aterrizaje seguro.

Una de las cosas llamativas de FreeFlight (ahora mismo en su versión 3) es que puedes establecer límites, por si quieres disfrutar de un modo u otro. Por ejemplo, puedes controlar los límites de altura, y la velocidad máxima a la que pueda moverse o girarse. Esto es excelente para aprender a volarlo o para evitar destrozos si simplemente quieres jugar con él tranquilamente.

Respecto a la velocidad del vuelo, suele rondar los 5 metros/hora, pero pueden ser más si se quitan los protectores de las hélices (no recomendable, por si acaso). No es tanto como un dron de carreras (obviamente) pero es una cifra muy buena teniendo en cuenta que son minidrones.

Respecto a la conexión Bluetooth Smart (inteligente) entre el móvil -que tenía instalada la app- y el dron, se ha mantenido a unos 50 pies de distancia. Aunque Parrot en su web oficial dice que puede tener un alcance de 65 pies, vemos que estos datos no siempre son del todo fiables. No obstante, sigue siendo un alcance bastante aceptable. Un aspecto negativo de estos minidrones Airborne es que, en caso de perder la conexión, no podrán volver a su punto de origen (tu casa, normalmente) gracias al GPS, como hacen drones más avanzados y profesionales como Bebop. Pero dentro de lo que cabe, es lógico que esto suceda, porque si no tendríamos que excedernos de precio.

Algo muy divertido de estos minidrones es poder realizar acrobacias. Te permiten realizarlas de 90º y 180º.

Fotografías

Antes de nada, os avisamos de que los minidrones Airborne no realizan vídeos, por lo que solamente podremos analizar su cámara.

La cámara en ambos casos, tanto en el Night como en el Cargo, es bastante pequeña e incluso inapreciable. Su calidad deja bastante que desear: 640 x 480 píxeles de resolución.

Un aspecto muy importante es que la cámara se encuentra en la parte baja del dron, es decir, que tienes que ponerlo encima de algo para que le haga una foto. No le hará fotografías a lo que tiene enfrente, a los lados o arriba, sino a lo que tiene abajo.

En la oscuridad los rasgos que definen las fotografías apenas pueden diferenciarse, y os diréis: bueno, pero en el Airborne Night, gracias a las luces LED sí que se verá mejor, ¿verdad? Pues la respuesta es que no mucho.

Batería

¡Vamos con el último punto a analizar! La duración de la batería en profundidad.

La calidad o capacidad de la batería es exactamente igual en Airborne Night y Airborne Cargo: 550 mAh de polímero de litio extraíble y que nos permitirá tener unos 9 minutos de vuelo ininterrumpido, aunque en ocasiones puede prolongarse hasta los 10 minutos. Es una duración aceptable porque los minidrones no suelen durar mucho más.

De todas formas, si creéis que son pocos minutos, no os preocupéis porque podéis cargar las baterías con USB. Se incluye un adaptador de USB a microUSB en la caja junto al dron, así que no hay problema.

Y si eso no es solución suficiente, también podéis comprar baterías de repuesto que son bastante baratas, y así tener el doble, triple, cuádruple o lo que quieras más de minutos de vuelo.

Conclusiones finales

Estos dos minidrones de Parrot son muy fáciles de volar y además resistentes a los golpes. El aspecto más negativo es el de la cámara, ya que no es del todo buena, pero tampoco se puede esperar mucho de un dron con este precio tan asequible y con un tamaño tan cómodo.

Lo más significativo, sin duda alguna, es la diversión que estos drones pueden darte. El valor añadido de la luz LED o poder incluir bloques de Lego te harán pasar un buen rato mientras los vuelas. Y además, podrás hacer acrobacias durante el vuelo con un estabilizador automático para realizar vuelos seguros.

[wp-compear id=”497″]

Para finalizar, os dejamos con un vídeo sobre Airborne Night y otro sobre Airborne Cargo:

Y a ti, ¿qué te han parecido? ¡Estaremos encantados de leer vuestras opiniones!

We will be happy to hear your thoughts

Leave a reply